APRENDER ITALIANO EN UNA EXCURSIÓN CON EL BARCO

SCUOLA TOSCANA CUENTA LA HISTORIA DE FLORENCIA DESDE EL RÍO ARNO

Este fin de semana, LA SCUOLA TOSCANA, ha organizado para sus estudiantes la excursión con el barco por el río Arno, ya que nuestra escuela está situada solo dos pasos de su lento flujo. SCUOLA TOSCANA es consequentemente no solo un lugar ideal para aprender italiano, sino también un punto estratégico ideal para descubrir y contar la historia de Florencia desde una perspectiva extraordinario – desde el borde de los barcos del Arno.

Abenddämmerung-Florenz

Para ver toda oferta de nuestros cursos y actividades te invitamos de visitar nuestra página de internet, donde puedes encontrar todas las informacines necesarias: http://www.scuola-toscana.com/

Arno, archiconocido río que divide la ciudad de Florencia en dos y discurre por la región de Toscana, nace a 1385 metros de altura en el Monte Falterona en los Apeninos y desemboca en Pisa, en el mar de Liguria tras 240 km de curso. El nombre del río esta relacionado con su raíz indoeuropea que significa ”fluir” e ”moverse”. Es una larga lingua aquatica que ya desde siempre dona a Florencia luz e belleza u que caracteriza su historia in bien y en malo – con esto me estoy referiendo sobre todo a sus frequentes inundaciones, ya que provocaron grandes daños (la mas grande fue la del 1966).

Hoy, los fiorentinos y los turistas pueden gozar del suo curso sobre todo para admirar el corazon de la ciudad desde una otra perspectiva, entre Mayo a Septiembre. La excursion inicia a ”Palazzo della Borsa” y luego el río se convierte en un escenario idoneo para pasar por delante de ”la Galeria degli Uffizi”, abajo del ”Ponte alle Grazie” y del ”Ponte Vecchio” junto con ”il Corridoio Vasariano”, antes de la ”Iglesia di Santo Jacopo” e incluso antes de todos los palacios y las torres hasta el ”Ponte Santa Trinita” y ”Ponte alla Carraia”. La excursión en pequeña embarcación (a saber, caben como maximo 12 personas) puede ser acompañada de un guía turístico ilustrando las historias de todos los puentes y otros palacios históricos y dura una horita.

Primeras pequeñas embarcaciones, que se han construido al inicio del ”Novecento” están hechas de leño de roble y han sido restauradas y ahora están empujadas de los así llamados ”renaioli” con auxilio de un bastón del castaño.

… Per quiénes eran y son ”I RENAIOLI’?

”I renaioli” o ” renai” eran aquellos obreros che en la prima mitad del ‘900 cogían/ retiraban / extraían la arena o grava del río en los períodos de marea baja (o bajamar), esto es, cuando el río alcanza su menos profundidad, navegando y usando ya mencionados barcos. Los antecesores de estos obreros eran llamados ”navicellai”, que eran unos navegadores de Arno muy expertos cuya función principal era el transporto de la mercancia.

Antes de la costrucción de ferrocarril (1840) el río Arno era la principal via de comunicación de las ciudades toscanas para la actividad del comercio, pero después de la primera ferrocarril (Firenze-Pisa-Livorno e poi Lucca-Pisa, Firenze- Siena), no se ocupaban más para mantener el canal del Arno navegable.

La actividad del transporto de la mercancia por el río era progresivamente abandonada y como consequencia ”i navicellai” eran obligados a buscar nuevas actividades para ganar dinero o aceptar y adaptarse al nuevo duro lavoro – la extracción de la arena.

”I renaioli” buscaban los terraplenes de arena al fondo del río con un largo bastón que era llamado ”stanga” y apenas descubrieron un terraplén, iniciaron a cargar la arena en el bordo de la barca con una pala muy especial. Obviamente había diversos tipos de arena, pongo por caso, ”il renone”, ”il ghiaione” e ” i pilori” y después de que se secara, fue cargada a los carros llamados ”barrocci’ y trasnportada a las obras. Esto lavoro era muy fatigoso, ya que trabajaban más de 10 horas al día y su lavoro dependiá de la demanda de la arena por parte de las empresas de construcción. La arena del río era muy usada en el sectór de la costrucción porque su carracterística era que se mezcalaba mu bien con la cal. Se la domanda era muy alta, los obreros eran muy bien pagados y su esfuerzo era muy recompensado. Este material sirvió para la costrucción de palacios, murros y torres que hoy en día son admirados por toro el mundo.

”I renaioli” han llegado a ser una figura clave del río Arno y de Florencia y vital para la architectura de la ciudad, su profesión era desde siglos muy valioso, que los padres normalmente transmitían a sus hijos.

En el periodo cuando la ciudad se estaba construyendo, enteras familias dedicaban sus vidas a la extracción de la arena del río Arno y en todo el año era solo un día cuando ”i renaioli” navegaban por el río sin deber extraer la arena – era 25 de Julio, la fiesta di San Jacopo, el patrono / santo di Firenze. En esta ocasión ”i renaioli” se enfrentaron en una competición de fuerza y velociad y este encuentro era muy popular entre 1250-1800.

En el periodo de posguerra después de la segunda guerra mundial los sostituyeron los métodos más modernos de la extracción de material de río.

A Firenze, en 1995 se ha creado la Asociación ”degli Renaioli” cuya principal misión es la recuperación, conservasión y mantenimiento de estos barcos, que una vez apartenecían a los viejos ”renaioli”. Nuevos -modernos ”renaioli” ahora quieren mantener existencia de estos barcos para transportar a los turistas y a los visitantes provenientes del todo el mundo, concenciendoles ahora la oportunidad para osbervar y admirar las maravillas architectónicas y artísticas fiorentinas.

Gita in barca!

Florenz mal aus einer anderen Perspektive! Aus Sicht des Flusses Arno erscheint das historische Zentrum oder die Ponte Vecchio in einem anderen Licht. Auch den schönen Sonnenuntergang konnten wir vom Boot aus genießen. Besser kann man den Tag wohl nicht ausklingen lassen!

dT1hSFIwY0Rvdkx6TmpMV2R0ZUMxc2FYWmxMbk5sY25abGNpNXNZVzR2YldGcGJDOWpiR2xsYm5RdmFXNTBaWEp1WVd3dllYUjBZV05vYldWdWRDOWtiM2R1Ykc5aFpDOTBZWFIwTUY4MUxTMHRkRzFoYVRFMFpHVXdNMkl5WVRWa056SmpaR1U3YW

Wie immer haben wir uns mit den Sprachschülern und den Lehrern vor der Scuola Toscana getroffen. Der ”Hafen” liegt unmittelbar neben der Brücke Carraia. Das war ein schöner Abend!

 

dT1hSFIwY0Rvdkx6TmpMV2R0ZUMxc2FYWmxMbk5sY25abGNpNXNZVzR2YldGcGJDOWpiR2xsYm5RdmFXNTBaWEp1WVd3dllYUjBZV05vYldWdWRDOWtiM2R1Ykc5aFpDOTBZWFIwTUY4M0xTMHRkRzFoYVRFMFpHVXdNMkl5WVRWa056SmpaR1U3YW

Die Abenddämmerung sorgte für eine gemütliche Stimmung auf dem Boot und die Lichter der Stadt versetzten die Gebäude in einen besonderen Glanz. Eine schöne Möglichkeit die Seele baumeln zu lassen und sich einfach mal treiben zu lassen.

dT1hSFIwY0Rvdkx6TmpMV2R0ZUMxc2FYWmxMbk5sY25abGNpNXNZVzR2YldGcGJDOWpiR2xsYm5RdmFXNTBaWEp1WVd3dllYUjBZV05vYldWdWRDOWtiM2R1Ykc5aFpDOTBZWFIwTUY4NUxTMHRkRzFoYVRFMFpHVXdNMkl5WVRWa056SmpaR1U3YW

Der Arno ist mit seinen 241 Kilometern der größte Fluss der Toskana und der achtlängste Italiens. Gegen Abend sind wir an Bord des kleinen traditionellen ”Barchetto” gegangen, das mithilfe eines Stocks vom Bootsfahrer, dem ”Barcaiolo”, gesteuert wird. Das hölzerne Boot im Stil einer Gondel transportierte ursprünglich Baustoffe für die Stadtmauern von Florenz. Der Ruderer Antonio fuhr das Boot fachmännisch mit einem langen hölzernen Stab über den Fluss. Vorbei an den Uffizien und unter der Ponte Vecchio zeigte Antonio uns die schönen Paläste der Stadt.